CAPÍTULO 15: MÓNICA COMPARTE SU AMOR CON LIZ ALANA

Estimados amigos y amigas, gracias por acompañarme en este viaje que cada mes nos lleva a compartir experiencias hermosas e inesperadas.
 
En este capítulo compartimos la experiencia de una hermosa familia que pasó por el dolor profundo por la pérdida física de su hermosa bebé.
 
El día 11 de mayo del 2015, llegó una princesa hermosa llamada Liz Alana Castillo Adames  a llenar de amor, luz y felicidad el hogar de Alexandra y Armando.  
 
La Sra. Miriam Palma, su abuela, después de conocernos vía una llamada telefónica que duró más de una hora, me cuenta con una voz fuerte, segura y muy orgullosa como era su  hermosa nieta. Me la describe como una niña risueña, cariñosa y muy feliz.  Se portaba divinamente y muy pocas veces lloraba. En su corta vida terrenal, se ganó el amor y el cariño de todos en la familia.
 
El día 6 de junio de 2017, la hermosa princesa Liz Alana recibió el llamado de Dios, a los 2 años y 25 días de nacida. A Liz, le encantaba el agua y ese día se lanzó muy feliz a la piscina y falleció ahogada, causándoles a sus padres y familiares la tragedia más grande de sus vidas.
 
Familia Castillo Adames, cuanto lamento que estén pasando por este profundo dolor.   Que Dios les de la fortaleza para aceptar esta terrible perdida y para poder levantarse y seguir adelante para cumplir la misión que nos ha encomendado. 
 
Liz Alana, solo se nos adelantó, pasó a otra dimensión, ahora como alma, ella vive en sus mentes, en sus corazones y los sigue amando a todos de la misma manera. Sigue siendo la misma niña hermosa, cariñosa, juguetona y amorosa.
 
Liz Alana, no quiere verles tristes, porque ella está feliz, disfrutando de esta nueva vida eterna.
 
Su tiempo en la vida terrenal fue corto, pero vivió intensamente compartiendo su amor y llenó de felicidad a toda la familia. Su amor puro es infinito, no tiene límites ni barreras y es para siempre.
 
El día 6 de febrero de este año 2018, Liz Alana cumplió 8 meses de haber recibido el llamado de Dios. El día 8 de febrero, dos días después, su abuela, la señora Miriam, tuvo una hermosa revelación o un maravilloso sueño, que tan gentilmente quiso compartir con todos nosotros.
 
Primero me cuenta que ella estuvo muy impactada con la noticia del siniestro de Mónica, el 20 de septiembre del 2015. Estaba consciente que el caso de Mónica fue muy reconocido, que  movió al país por la fuga e irresponsabilidad del conductor y además que el caso lo estuvieron divulgando por los medios por varios días.
 
En el sueño o la revelación que vivió la señora Miriam, ella escuchó claramente la voz de Mónica, le sintió un tono de voz firme, seguro y a la vez muy gentil, lleno de amor y le generó mucha confianza.
 
Mónica le dice: “¡Soy Mónica Licona!”, enseguida Miriam piensa, la que atropellaron en la Avenida Balboa, Mónica continúa hablándole y le dice: “¡Liz y yo fallecimos haciendo lo que nos gustaba!”
 
Señora Miriam, que hermoso sueño.  Fue un sueño corto, preciso y conciso.
 
Mónica a través de este sueño, le revela que ella está cuidando a Liz Alana, a su hermosa nieta. Su nieta no está sola, está con muy buena compañía, con mi hija.
 
A Mónica, le encantaban los niños, ella me decía, “¡Mamá, quiero tener como 5 chiquillos, entre niñas y niños!”, yo le decía “¡Mónica, estás loca, como vas a cuidar a tantos niños!” y ella me respondía con su hermosa sonrisa, “¡mami, tú me ayudas!”.  
 
Señora Miriam, es una bendición que ahora Mónica esté junto a Liz Alana.
 
Ese otro día, la señora Miriam, amaneció muy feliz por la experiencia del sueño, lo sintió muy real. Llamó a su familia, les compartió su sueño y les pidió que la ayudaran a localizar a la familia de Mónica. Ella quería compartir esta experiencia tan hermosa con la familia de Mónica.
 
Después de un rato, alguien la llamó para informarle que localizaron un celular en las redes sociales de la Fundación Mónica Licona.
 
La Señora Miriam, manda un chat al celular que aparece en las redes y se comunica con mi hija Lianna y le comparte su experiencia. Después de contarle a Lianna su experiencia, se siente inundada de paz y de tranquilidad porque sabe que su hermosa nieta está acompañada, muy bien cuidada y amada por Mónica, las dos están disfrutando de esta nueva vida juntas.
 
Lianna mi hija se sintió muy feliz al escuchar el relato del sueño de la Sra. Miriam. Le agradeció por compartirlo con nosotros, le contó sobre el blog de Elsie y la invitó a que entrara a la página web a leerlo. Miriam en ese momento estaba en la calle y cuando llegó a su casa, se sentó en el sillón de la sala a leer todos los capítulos del blog en una sola tarde.
 
Además del sueño, compartimos algunas coincidencias o casualidades, como por ejemplo, la fecha de nacimiento de Mónica era el 11 de agosto, la de Liz Alana era el 11 de mayo.
 
Liz Alana murió el 6 de junio, era la fecha de nacimiento de su bisabuelo y la fecha del nacimiento de mi papá, el abuelo de Mónica.
 
Las cenizas de Monica están en una cripta en el Jardín de Paz y las cenizas de Liz están en un lote en el Jardín de paz.
 
A la semana siguiente, nos conocimos personalmente. Fue maravilloso conocerla y compartir experiencias.
 
Me cuenta que cuando leyó el blog, vivió una mezcla de sentimientos, lloró, se rió, se puso triste, sintió que vivió mi experiencia. Le gustaron tanto las experiencias relatadas en el blog, que me repetía frases o palabras exactas de algunos de los capítulos y con detalles precisos de los eventos.  
 
Fue impresionante con cuánta emoción ella me relata lo tanto que disfrutó leer el blog, lo mucho que aprendió a través de cada uno de los capítulos que leyó y lo más importante, que está poniendo en práctica todo lo aprendido y hoy día se siente mucho mejor, más animada, más alegre, ahora la vida para ella, ha recuperado su sentido.
 
En este encuentro tuvimos la oportunidad de compartir una hermosa terapia con la señora Miriam, para apoyarla, guiarla y orientarla con el manejo del duelo.
 
La señora Miriam, me cuenta que antes del sueño, la embargaba un profundo dolor y sufrimiento por la pérdida física de su hermosa Liz. Después de este sueño se siente llena de paz y de amor, con ánimos de seguir adelante porque ahora ya sabe que Liz está bien y así se lo ha manifestado.
 
La señora Miriam, ha tenido la oportunidad de soñar muchas veces con Liz y nos comparte sus hermosos sueños. 
 
El día de su cumpleaños, amaneció soñando que siente que Liz se sienta en la cama, la mira y le dice: “Abuela antes me cuidabas, ahora yo te cuido a ti”.  La señora Miriam se levanta muy feliz después de haber tenido tan hermoso sueño con Liz, en este día tan especial, en su cumpleaños, ella vino a felicitarla.
 
Otro día soñó que Liz, estaba jugando y cargaba un vestido rojo hermoso y la abuela le decía, ¡mi amor estás hermosa!, Liz la miró, se sonrió y se fue.
 
Les comparto unas hermosas palabras que nos escribió la señora Miriam.
 
Después de haber vivido este dolor tan grande pensé que no podría levantarme de esta desgracia. Yo cuidaba a mi Liz todos los días. No quería levantarme en la mañana, ¿para qué?, si mi Liz ya no estaba. Dios es tan grande y tan maravilloso que una mañana al despertar, Dios me dice en un tono fuerte, “tienes que atender a los que están vivos”. Me levanté como un resorte y me dije tienes razón Padre Celestial.
 
Con Dios y la Virgen de la mano, me fui levantando poco a poco. Ese sueño tan conciso con Monica, me llenó de alegría. Ellas están juntas y están bien, me dije. Luego, leo el blog de Elsie y hablo con ella. Ella con todo su amor me da una hermosa terapia espiritual y le dije “no me estoy volviendo loca”, tú me comprendes perfectamente, ¡qué alegría!. Sentí que hablamos en un mismo idioma, nuestra conversación fluía y fluía, bajo un mismo sentimiento de amor y de mucha paz, sentí mucha alegría y gozo. Gracias Dios porque organizaste este maravilloso encuentro.  Dios, tu tiempo y tus planes son perfectos.
 
Aquí estoy ahora más feliz que nunca, soñando cosas lindas con mi bebé que sigue aquí con nosotros en Alma. Si señores, Liz Alana, sigue aquí con nosotros en nuestro seno familiar y esa es una realidad, yo le hablo, le doy besos y abrazos y me responde. Dios existe, hay que creer y confiar. Gracias Monica y Gracias Elsie.
 
Alexandra, la mamá de Liz, dentro de su dolor y sufrimiento por esta irreparable pérdida física de su hermosa bebé, ha encontrado algo maravilloso en que canalizar este dolor y sufrimiento. Al principio, ella decoraba con flores hermosas la tumba de su hija en el Jardín de Paz. A raíz de esta iniciativa, le fue gustando hacer arreglos florales, era un talento oculto que ella no sabía que tenía. Poco a poco, sus amigos, amigas y familiares fueron solicitándole arreglos florales hasta que llegó el momento de crear una empresa para promover sus espectaculares arreglos.
 
La floristería se llama Flores Atui, en honor al color favorito de Liz. Le gustaba el color azul y como era tan pequeña, no podía pronunciar bien azul y pronunciaba atui.
 
Querida Alexandra, como se lo mencioné a tu mama, Liz está presente, apoyándote y ayudándote a confeccionar cada uno de tus arreglos florales, dándole luz y amor a todos los arreglos que haces. Te felicito y te admiro por tu gran fortaleza de seguir adelante con este hermoso proyecto de la floristería y con el otro proyecto que es un regalo de Dios, que se llama “vida”.
 
Gracias querida Miriam por compartir con nosotros tu experiencia y tus vivencias con Liz y con Mónica. Desde que nos conocimos, sentimos que somos familia, ahora tenemos un lazo hermoso y espiritual que nos une: nuestras amadas niñas Mónica y Liz.
 
Amigos y amigas, espero que hayan disfrutado esta linda experiencia que compartimos con ustedes con amor.
 
Mónica y yo hemos emprendido una hermosa misión, posterior a nuestra sanación del dolor y el sufrimiento.   
 
Estamos ayudando a personas y familias que están viviendo momentos de tristeza, dolor o sufrimiento.
 
Estamos a la orden para apoyo con terapias para superar el duelo o alguna pérdida o para aprender a vivir una vida plena a pesar de las adversidades o para el crecimiento espiritual con mucho gusto, estoy a la orden, me pueden escribir a mi correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
Gracias por leer el blog, nos vemos en el próximo capítulo con nuevas experiencias para compartir.
 
Que Dios los bendiga, que pasen un hermoso y feliz mes de marzo.
 
Read 2737 times