CAPÍTULO 13: ¿SUEÑOS O REVELACIONES?

El 20 de enero, cumplimos un año, de haber emprendido un viaje en una montaña rusa llena de una mezcla de emociones, sentimientos y momentos inundados de paz y amor a través de este blog.
 
Recuerdo que varias personas me motivaron a escribir un libro relatando las hermosas vivencias que en distintos encuentros compartía con mis familiares y amigos. A todos les respondía que no era escritora y que eso no estaba en mis planes. Sin embargo, reflexioné mucho sobre el tema, porque me gusta mucho la lectura y después de pensarlo un tiempo, me fue gustando la idea.
 
En una de las reuniones de la Fundación, tomé la decisión y presenté la iniciativa de relatar mis experiencias en la página web y gracias a Dios, todos me apoyaron y les encantó la iniciativa. El objetivo principal, era relatar lo que había acontecido en mi vida antes del fallecimiento de mi hija, mi proceso del duelo y como esta tragedia cambió mi vida y la de mi familia.
 
Al principio me costó mucho escribir, porque para relatar, tenía que revivir mi experiencia con todos los detalles y era muy doloroso recordar. Sin embargo, le doy gracias a Dios por darme la oportunidad de compartir mi historia con ustedes, porque siento que cada palabra que escribía, me ayudaba a sanar, cada recuerdo me llenaba de fortaleza y me hacía crecer más a nivel espiritual y cada capítulo me conectaba más con Dios.
 
Aprendí a escribir bajo la inspiración divina, desde el amor, esto hace que todo lo que relate fluya y ahora la escritura se ha convertido en algo que me agrada y que me hace sentir bien.
 
He recibido muy buena retroalimentación de mis amigos lectores. Muchos me comentan que admiran mi fortaleza y que siempre están a la espera del siguiente capítulo para conocer más sobre las vivencias que les comparto. Muchas gracias por leer mis relatos, seguir el blog y compartir sus hermosos comentarios motivándome a seguir escribiendo y compartiendo.
 
En este capítulo les comparto la experiencia del duelo, que vivió la mejor amiga de Mónica, María Cristina Saavedra, con el objetivo de que esta vivencia pueda ayudar a muchas personas que han perdido a sus mejores amigos.
 
María, también nos compartió sus recuerdos y anécdotas vividas con Mónica, en el capítulo 8 de este blog. 
 
Cuando María se enteró de que su mejor amiga había perdido la vida, negó y rechazó está fatal noticia. Para ella era imposible aceptar esta tragedia.
 
El día del funeral, compartió unas lindas palabras en la misa en nombre de todos los amigos y amigas de Mónica.
 
Después del funeral, María se sentía devastada, el dolor y la tristeza que sentía era insuperable. Esta situación hizo que María, se alejara de nosotros, como también de la iglesia y  no nos acompañó en las misas del novenario. 
 
A pesar de que María ha sido una persona espiritual durante toda su vida, quedó atrapada en la etapa de negación en su duelo. A pesar de estos momentos dolorosos que vivió María, Mónica logró comunicarse con ella a través de sueños. 
 
A raíz de los sueños, Mónica logra que María se acerque a mí y  se comunique conmigo para contarme lo que había soñado.
 
Un día me llamo muy triste porque había tenido un sueño con Mónica muy fuerte.
 
Me contó el sueño con todos los detalles, vivió cada momento de su sueño intensamente. Recuerda que en el sueño había viajado en el tiempo.
 
Cuando ella se percata que en el sueño, había retrocedido en el tiempo, se emociona y se va en busca de Mónica.
 
Llega a nuestra casa, que en el sueño, estaba ubicada en San Francisco y nos describe que era una casa grande.
 
Al llegar a nuestra casa, estábamos toda la familia reunida. Mónica, muy feliz recibe a María y compartieron tiempo juntas, se fueron a montar bicicleta, hicieron varias actividades y pasaron varios días muy felices.
 
Después de varios días, llega el día del siniestro y María está consciente de esta situación. María recuerda que después del siniestro de Mónica, ella pasaba por Albrook donde había una Galería de Arte  que exhibía la foto de Mónica, hermosa llena de luz y radiante. Sin embargo, en ese momento, pasa por la Galería y se percata que la foto de Mónica, no está.  María corre hasta nuestra casa y se encuentra con ella y conversaron un rato.
 
María muy emocionada pensó que le podía salvar la vida a Mónica. Después de un rato de estar conversando, Mónica se levanta y le dice a María que va a salir. María le ruega que por favor no se vaya, que se quede ese día con ella en la casa. Mónica le responde que no se puede quedar, que se tiene que ir. María desesperada, observa que Lianna, Beto y yo estamos sentados en la  sala de la casa, cabizbajos, la mirábamos sin decirle ni una sola palabra.
 
María se sentía impotente porque Mónica insistía en que se tenía que ir y nosotros no hacíamos nada para impedírselo. Llegó un momento en que María, agarró a Mónica por el brazo, luego por la pierna, le rogaba que por favor no se fuera que le quería salvar la vida y Mónica le respondió, mirando a María fijamente a los ojos y con firmeza le dijo: “María, me tengo que ir”, María la soltó y Mónica salió de la casa y se fue. 
 
Después que Mónica se fue, María, muy triste se fue corriendo a la Galería de Arte en Albrook y ya estaba la foto de Mónica en los cuadros de exhibición. María recuerda claramente que en la foto, Mónica lucía un rostro bello, hermoso y con una luz brillante que la iluminaba.
 
María, al despertar de este sueño o revelación, me llama y me cuenta su sueño. Estaba muy afectada y muy triste. Le dije: “María tranquilízate y escúchame. Este sueño es muy significativo, Mónica te está tratando de pedir que debes aceptar la voluntad de Dios. Mónica, en este sueño, te dio la oportunidad de vivir momentos lindos con ella y de despedirse de ti. Ella nos manifiesta a través de este sueño, que no quiere que estemos tristes, que ella está bien”.
 
Después de este sueño que fue tan real para María y después de hablarle y aconsejarla, aceptó con mucho dolor el fallecimiento de su amiga. 
 
Posterior a este sueño, ha tenido muchos otros sueños hermosos con Mónica y me llama para contármelos con mucha alegría.
 
Cerca del cumpleaños de Mónica, María sueña con ella. En el sueño, Mónica hace una fiesta de cumpleaños e invita a todos sus amigos y amigas. El cumpleaños lo celebró en su casa hermosa frente al mar. Todos los amigos comenzaron a llegar y Mónica muy feliz los recibió a todos y los reunió en la cocina de su casa que era blanca, hermosa y grande, donde tenía el pastel de su cumpleaños. Después de la fiesta, se despidieron sus amigos y se quedó con María. Cuando María se va a despedir de Mónica, le pide a María que no se vaya todavía que la acompañe a ver una película y así podían compartir más tiempo juntas.
 
En el siguiente sueño de María, participó Nicole, otra amiga de Mónica.  
 
En esta ocasión, Mónica le da el número de teléfono del cielo a María. María le chatea  y Mónica le lee todos sus mensajes pero no se los responde. Sin embargo, María se percata que Mónica está hablando con Nicole por celular y escucha a Nicole riéndose con Mónica, mantenían una conversación muy amena. Al rato, mientras Nicole conversa con Mónica, siente un ruido como cuando una persona arranca el motor de un carro. Nicole muy sorprendida, le pregunta a Mónica, que era ese ruido y le pregunta si tiene carro. Mónica le responde que si tiene carro nuevo y que era un BMW. Nicole le cuenta a María y se sorprenden que Mónica tenga carro y se echan a reír.
 
Todos los  mensajes que María recibe a través de estos sueños son que, Mónica está bien en el lugar donde se encuentre y que el amor de amigas sobrepasa todas las barreras.
 
Gracias María, por permitirme compartir tu experiencia en este capítulo del blog, esperamos que pueda ser de gran ayuda para ustedes.
Qué casualidad, que la mejor amiga de Mónica, se llama María y que una de mis hermanas también se llama María.
 
Recientemente mi hermana María tuvo un hermoso sueño con Mónica.  
 
Me cuenta que, en el sueño, ella estaba en una finca en Los Santos. Mi hermana estaba conversando con varias amigas y de repente escucha a lo lejos una risa a carcajadas. Luego siente que alguien llega por detrás y le tapa los ojos y no tiene idea quien es. Cuando se voltea para ver quién estaba detrás de ella, era Mónica riéndose muy feliz por la gracia que le había hecho a mi hermana, su tía. Mi hermana la abrazó y le dijo que la extrañaba mucho y se puso a llorar. Mónica le dice riéndose “tú si estás boba, no llores, que no me he ido a ningún lado”. Gracias hermana por compartir este bello sueño con nosotros. Mónica no quiere que llores, si la escuchaste que se estaba riendo, quiere decir que ella está bien.
 
Nuestro querido amigo Henry, quien vio crecer a Mónica, desde pequeña hasta verla graduada, casada y destacada a nivel personal y profesional, siente una tristeza profunda por la pérdida de la vida de su querida Mónica. En este capítulo nos ha compartido con mucho cariño, los lindos sueños que ha tenido con ella. Gracias Henry por compartir con nosotros tan preciado tesoro.
 
Una vez soñó que vio a Mónica hermosa, radiante y con un vestido dorado brillante.  Su rostro reflejaba una gran sonrisa. Luego, se acerca a Henry y se abrazaron.
 
En otro sueño, Henry le decía a su esposa Chariott: “Oye, como se parece a Mónica” y Mónica le respondió, “soy yo, Mónica” y luego se abrazaron.
 
En un tercer sueño con ella, la escuchó, pero no la vio. Soñó que estaba muy triste, lloraba y lloraba y lloraba... y escuchó a alguien que le preguntó: “¿Henry por qué lloras?” y el respondió: “por Mónica”, y fue la voz de Mónica quien le dijo: “No llores, que yo estoy bien”. Henry se despertó del sueño lleno de lágrimas.
 
Henry que bendición has tenido al haber soñado con Mónica, en todos te ha demostrado su gran amor por ti y que no quiere que estés triste, porque ella, gracias a Dios, está bien.
 
Gracias a ustedes amigos por seguir mis relatos en el blog y por sus maravillosos comentarios. 
 
Fue un gusto compartir con ustedes estas hermosas vivencias. Si tienen anécdotas con Mónica, no duden en comentarme. Me encanta leer todos sus comentarios y cuentos con mi hija. Nos vemos en el próximo capítulo, el 20 de febrero.
 
Dios es amor y nos ama infinitamente.  Lluvia de bendiciones para todos ustedes.
Read 1662 times